Dakar

Dakar 2021 | Lo mejor y lo peor del Dakar 2021

Después de una semana de la finalización del Dakar 2021, analizamos lo mejor y lo peor de esta edición.

( palabras)
Dakar 2021 | Lo mejor y lo peor del Dakar 2021
Image source: @XraidTeam

Lo mejor

Roadbook entregado minutos antes de la salida

Es algo que nos sigue encantando. David Castera ya lo aplicó en algunas etapas del Dakar 2020 y este año lo ha aplicado durante todo el rally. Todos los participantes han recibido el roadbook minutos antes de la salida y además los participantes “pro” han tenido que esforzarse con el formato de roadbook digital, que hace las cosas todavía más difíciles, por la falta de práctica en este formato. Esto posibilita la igualdad de condiciones entre tripulaciones, evitando la aparición de los conocidos “map-man”.

Otro punto a favor de este tipo de entrega del roadbook, es que ya está pintado, por lo tanto los copilotos pueden dormir la noche anterior, igual que el piloto, cosa que en anteriores ediciones y rallys no ocurre, el copiloto debe quedarse hasta altas horas de la madrugada para preparar el roadbook del día siguiente.



Importancia del copiloto

Muy enlazado con el tema anterior. En ocasiones se olvida la importante labor del copiloto. El miembro del equipo que va en el asiento del miedo no siempre está todo lo reconocido que debiera. En el Dakar es una pieza fundamental, y en éste en concreto ha salido a relucir su gran valía.


Incorporación del airbag para las motos y quads

Más adelante trataremos el tema de los accidentes, pero algo que no se puede negar es que este año la organización del Dakar ha dado un paso adelante el pos de la seguridad, que es la incorporación del airbag en las motos y quads, en formato "chaleco".

Dakar Classic

Sin duda la irrupción de esta categoría que llevaban años reclamando los amantes de los clásicos y de la regularidad. La llegada del Dakar Classic ha sido todo un éxito y la organización ha sabido darles el protagonismo que merecían. Sin duda será una categoría al alza en próximas ediciones.


El compañerismo

Ver a pilotos y copilotos ayudándose mutuamente y alegrándose de los triunfos ajenos, es lo mejor sin duda de esta categoría del motorsport. En el Dakar no corres contra los participantes, si no contra la propia carrera y eso permite que se viva de otra forma y eso nos encanta.

 

BRX – Bahrain Raid Xtreme

Increíble la actuación de este nuevo equipo. El coche construido por Prodrive en un corto espacio de tiempo -lo que produjo que no se pudiera probar tanto como quisieran antes del Dakar- ha dado muestras de su buen hacer. Este joven equipo mandó al Dakar dos coches, solo uno de ellos pudo finalizar la aventura y lo hizo en una gran posición.

En el caso de la tripulación Loeb-Elena, realizaron buenas actuaciones, pero tuvieron muchos problemas con el coche, que intentaron reparar sin éxito y finalmente debieron retirarse. En el caso de la tripulación formada por Roma-Winocq, llegaron al final del Dakar sin demasiados problemas con el coche, en un meritorio 5º puesto de la general. Sin duda un gran resultado si tenemos en cuenta el lapso de tiempo en el que se formó el proyecto.

Sin duda el BRX será un coche a vigilar en próximas ediciones.


Primera victoria de etapa de una mujer desde 2005

Este año Cristina Gutiérrez irrumpía en la categoría de prototipos ligeros, acompañada de su copiloto François Cazalet. La piloto española ya había completado 4 Dakar en coche y le llegó su gran oportunidad de la mano del Red Bull Off Road Junior Team, cuando parecía que correr este Dakar iba a ser imposible para ella, y sin duda no la desaprovechó. La piloto demostró su gran valía regularmente en las etapas y logró una victoria de etapa, convirtiéndose así en la segunda mujer en lograrlo en la historia, y la primera en conseguirlo desde 2005, cuando Jutta Kleinschmidt lo logró por última vez.


Lo peor

Abandono de un copiloto en el desierto

Algo que jamás debería ocurrir. Hay muchas tensiones dentro de un coche, en una carrera tan dura como el Dakar, pero algo que jamás debería ocurrir es que nadie abandone a ningún miembro de su equipo en mitad de etapa. En cambio en este Dakar 2021 ha ocurrido. Ricardo Ramilo, abandonaba en el desierto a su copiloto Xavi Blanco -copiloto con amplia experiencia en raids-, tras desavenencias entre ellos. El copiloto afirma que temía por su vida debido a la conducción que estaba realizando el piloto y decidió bajarse del buggy, momento en el que el piloto -según palabras del propio copiloto- con un "ahí te quedas" se marchó, sin saber que no podía continuar la competición sin copiloto y sin carnet de ruta.

 

Dificultad añadida con el roadbook

Es difícil que un cambio sea positivo al 100%. La entrega del roadbook instantes antes de la salida es muy positiva, pero tiene un lado "oscuro". ¿Lo malo que puede tener esta acción? La dificultad añadida, sobre todo en pasos complicados y en peligros, ya que el copiloto -o el motero- lo ve por primera vez mientras navega y eso puede crear situaciones excesivamente peligrosas. Con la entrega del roadbook el día anterior la tripulación puede “estudiar” los puntos más conflictivos para estar más alerta cuando estos llegan, cosa que con tan poca antelación no se puede. Pero como decíamos anteriormente, ningún sistema es perfecto.


Problemas de navegación

Hubieron quejas por parte de algunos equipos, entre ellos y el que más enérgicamente se quejó el de Sainz-Cruz, sobre el roadbook este año. La dupla española se quejaba de “trampas” en la navegación, cruces difíciles… Recordemos que en los raids, al contrario de los rallys, no se reconoce el terreno y hay que navegar sin notas, solo con el roadbook que proporciona la organización, en el que se marcan rumbos, cruces, peligros, etc. En ocasiones es más beneficioso para el equipo ralentizar un poco la marcha en un cruce difícil para evitar perderse, antes que ir "a fondo" y errar en la dirección. 
A pesar de la amplia experiencia de los equipos, en concreto el de los españoles de Mini, tuvieron problemas con la navegación, lo que indica que fue más compleja. Lo que llama la atención es que otras tripulaciones no tuvieron tantos problemas y el roadbook es igual para todos, por lo tanto es complicado determinar lo ocurrido. Como dijo Sainz, tal vez no se adaptaron al nuevo formato.


No se ha reducido la velocidad

A pesar de que la organización tenía como objetivo este año reducir la velocidad tras el gran número de accidentes ocurridos el año anterior, no lo han logrado. Lo intentaron limitando sobre todo en el caso de las motos los neumáticos y complicando un poco más la navegación para hacer que los equipos tuvieran que aflojar un poco el ritmo. A pesar de ello, los pilotos han ido a fondo, con unas medias de velocidad altísima, y lo peor, que han ocurrido muchos accidentes.

 

Las dificultades de los 4x4 vs Buggyes

Hace años se cambió la normativa para igualar prestaciones entre los 4x4 y los buggys, y ahora parece ser que esa normativa necesita una revisión. A pesar de los esfuerzos de Al-Attiyah-Baumel, ha sido imposible superar de nuevo a un buggy, en este caso el de Peterhansel-Boulanger. El catarí se ha quejado sobre ello y ha advertido a la organización "Espero que la organización tome medidas, porque si no, no estamos interesados en volver".

¿Qué diferencias hay? Recorrido de suspensión, tamaño de ruedas e inflado-desinflado de ruedas desde el interior del coche, lo que, pese a ser sólo tracción trasera, da una clara ventaja a los buggyes respecto a los 4x4.

Habrá que ver qué decisión toman los organizadores en este sentido.

 

Problemas con la gasolina

En la segunda etapa llegaba el desastre, la organización recomendaba vaciar los depósitos de motos, quads y SSV tras detectar impurezas en la gasolina que proporcionaba la organización -al parecer en gran parte agua-. Algunos motores dieron problemas y algunos participantes debieron retirarse por motivos relacionados de forma directa, aunque en ningún caso se ha confirmado al 100% que el daño fuera por la gasolina.

 

Accidentes graves

Por desgracia tenemos que hablar de la peor parte del Dakar, los accidentes graves. En este Dakar han vuelto a ocurrir, a pesar del empeño de la organización en trabajar en ello: Toby Price, Joan Barreda, Nacho Cornejo…tuvieron que abandonar el Dakar por fuertes golpes que les impedían continuar.

Y este año hemos vuelto a vivir la cara más amarga de este deporte, Pierre Cherpin perdía la vida tras una fuerte caída en la etapa 7 del Dakar. Ese tipo de peligro que siempre acompañará al motorsport, pero que siempre esperamos que no vuelva a ocurrir.

Related posts

Subscribe

Suscribe to our daily feed news and you will get a notification every time a new post has been made.